fbpx
Sandra B. Císcar | celos
Los celos son una emoción compleja compuesta por la desconfianza, miedo, ira, pena, humillación, vergüenza y acompañada de la creencia de que existen pensamientos de desamor en la pareja. ¿Cómo te das cuenta de que los celos se están convirtiendo en un problema? Sugerencias para el cambio
celos, terapia, autocontrol, pareja, amor, psicología, online, psicologa online
1843
post-template-default,single,single-post,postid-1843,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

¿Qué son los celos?

Relación de pareja: los celos, una explicación sencilla

Nuestros pensamientos influyen en nuestro comportamiento y determinan nuestra manera de estar en el mundo y de tomarnos los acontecimientos. Podemos tener pensamientos que nos hagan la vida más fácil o pensamientos que nos hagan vivir un infierno cotidiano.

La relación de pareja la constituyen tanto emociones positivas como negativas. Las emociones negativas son las más conflictivas y resultan ser a las que menos caso les hacemos. Una de estas emociones negativas son los celos.

¿Qué son los celos?

Los celos son una emoción compleja compuesta por la desconfianza, miedo, ira, pena, humillación, vergüenza y acompañada de la creencia de que existen pensamientos de desamor en la pareja. Los celos son un estado emocional ambivalente que puede hacernos pasar del amor al odio y que pueden llevarnos a actuar de forma violenta contra las personas que queremos.

¿Qué los motivan?

La inseguridad, la baja autoestima, las relaciones de codependencia en las cuales las personas no son independientes ni libres de sus propias decisiones, el temor a que la pareja termine la relación o la aparición real o imaginada de un posible rival.

¿Qué estímulos provocan los celos?

Otras personas (reales o imaginarias), los padres, los hermanos, los familiares, los amigos, los hobbies, el trabajo, las personas conocidas y las desconocidas también, todos aquellos estímulos que pueden hacernos pensar que nuestra pareja nos está olvidando, nos da de lado, ya no nos quiere o nos despojan de la “exclusividad” que demandamos de manera equivocada en nuestras relaciones. El cambio en las necesidades de nuestra pareja también puede provocarlos, querer trabajar, estudiar, viajar, etc. nos puede hacer pensar que se olvidará de nosotros o que conocerá a otra persona.

Muchas veces estos celos tienen su raíz en la propia inseguridad que tenemos en nosotros mismos y esto nos hace dudar de que nuestra pareja quiera estar con nosotros, hasta el punto de olvidar que si tenemos una relación con alguien no es por arte de magia, sino porque la otra persona también lo quiere así.

¿Es normal sentir celos?

Sí. El problema no reside en el hecho de sentir celos, sino en la intensidad de los mismos, en su frecuencia y en la manera en que éstos influyen en como nos comportamos. 

Todas las personas de una manera o otra somos celosas, ya que los y las que amamos intentamos conservar al ser querido y esperamos recibir muestras de lealtad por parte del otro. Experimentar celos puede variar de una persona a otra, sobretodo en cuanto intensidad se refiere, y si no somos capaces de controlar esta emoción puede desencadenar conductas violentas.

¿Cuáles son algunas características de las personas que no saben controlar sus celos?

Las personas celosas tratan de buscar continuamente pruebas que delaten que la pareja les está siendo infiel; buscan en su ropa, en su móvil, en la cartera o en el correo electrónico, y sino encuentran estas pruebas las inventan.

Piensan continuamente que la pareja presta más atención a otras personas antes que a él – ella o temen continuamente una infidelidad, viviendo éstas experiencias con un sentimiento de humillación descontrolado que les puede llevar a reivindicar sus derechos de “posesión” sobre el otro incluso con violencia. Los celosos son fácilmente reconocibles por quienes viven con ellos pero ellos no suelen ser conscientes de la magnitud del problema. Se les puede distinguir porque el tema de los celos es el elemento central   de su vida en intensidad, frecuencia y tiempo.

celos, terapia pareja, ibiza

¿Cuándo dejan de ser normales los celos?

Los celos dejan de ser normales si se presentan de forma continua, no podemos controlarlos y tienen consecuencias negativas para la persona celosa, para su pareja o para la relación. En este estado, la persona vive con sufrimiento su relación de pareja, comparándose continuamente con los demás y tiene un miedo constante a que le abandonen.

¿Los celos son curables?

Son controlables, pero ello implica esfuerzo por quienes desean cambiar y llevar una vida sin el sufrimiento que conllevan los celos descontrolados. Tratados de forma correcta, pueden llevar a la persona a un crecimiento personal que le haga ganar confianza y seguridad.

¿Cómo te das cuenta de que los celos se están convirtiendo en un problema?

  • Si coartas la libertad de tu pareja al usar cierto tipo de ropa (corta, ajustada, etc.) o arreglarse demasiado…
  • Si no quieres que vea o salga con amigos del sexo opuesto…
  • Si le montas un espectáculo cuando llega tarde a casa o a una cita…
  • Si le llamas constantemente al teléfono móvil para asegurarte de qué está haciendo…
  • si estás obsesionad@ con la posibilidad de que tiene a alguien más…
  • Si tu pareja te aparta constantemente de posibles pretendientes porque desconfía de ti y de las decisiones que puedas tomar…
  • Si le haces sentir que sin ella tu vida no tendrá sentido, por el chantaje emocional y el recorte de libertad que esto supone.
  • Si estás protegiendo continuamente a tu pareja de una posible relación paralela.

Sugerencias para el cambio

  • El primer paso es aceptar que se es celos@.
  • Reconocer qué emociones nos producen los celos para trabajarlas (rabia, tristeza y ansiedad).
  • Ser más independientes y autónomos. Ocuparse en vez de preocuparse.
  • Aprender a confiar más en nosotros mismos y a valorarnos más.
  • Asumir que los intereses de la pareja has de distribuirlos en diferentes áreas de tu vida y no sólo en la pareja.
  • Quitarse la idea de la cabeza de que la pareja nos pertenece.
  • Aprender a convivir y confiar en tu pareja y no pedir un informe de actividades continuo para poder estar segur@ de su infidelidad.

 

¿Te gustaría controlar tus celos o saber más sobre el tema?  no dudes en contactar conmigo y empezamos a trabajar juntos! 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.